Una vida alegre, comprometida, vivida en fraternidad

¿Quién dijo que el Señor ha dejado de llamar?

 

Jesucristo sigue llamando a jóvenes valientes y confiadas para hacerlas apóstoles suyas, que mantengan viva la misión de la Iglesia llevando el don del Evangelio, siempre nuevo, al mundo.

 

El Señor sigue llamando, lo que sucede es que muchas están distraídas, otras muy ocupadas en no sacar más provecho a sus vidas… pero Él sigue llamando porque tiene muchos sueños aún por realizar, muchos anhelos que suscitar y sobre todo mucha vida que regalar.

 

Nosotras, Hijas de la Virgen de los Dolores (HVD) hemos sido llamadas para llamar, para recordar a los jóvenes que el Señor tiene un proyecto exclusivo para cada uno de ellos; un plan de vida con valores que siempre cotizan al alza porque están garantizados por su infinito amor.

 

Si crees que Él te llama, confía y responde.

¡Escríbenos, queremos acompañarte! ​